Carrito
0 productos
Ver cesta
Ohé partisanos, salvemos la cultura! - Francesc Abad / AcVic

 

Documento de urgencia para un acuerdo nacional de salvamento de la cultura y, específicamente, de las prácticas artísticas contemporáneas. Documento que reclama una petición de respeto, reconocimiento, recuperación, refuerzo y proyección de las estructuras existentes en el contexto catalán.

 

Consideramos que la cultura, en el actual debate de construcción nacional, está sufriendo una serie de agravios y desmantelamientos progresivos y continuados, que se amparan en el contexto de una crisis que afecta a nivel social y económico al conjunto de nuestra sociedad.

 

Consideramos que, de manera específica, las prácticas artísticas contemporáneas tienen unas recientes y débiles infraestructuras que sufren, de manera acelerada, el abandono por parte de las políticas públicas y el consecuente desprestigio.

 

Defendemos la utilidad del arte como herramienta de construcción social. Precariedad y prácticas artísticas han mantenido desde hace tiempo una relación directa, no tan sólo laboral, sino también de consideración social. La relación entre arte y ciudadanía ha sido poco estrecha (cercana). Consideramos que las políticas públicas también tienen que trabajar para corregir estos déficits.

 

Defendemos el papel de la cultura (y el arte) en el proceso de reconstrucción política y de culturización de lo social. La cultura no es ajena a los nuevos movimientos sociales que están surgiendo, y estos inevitablemente tienen que incorporar la cultura en sus líneas estratégicas.

 

Estamos absolutamente en desacuerdo en la desaparición de estructuras e infraestructuras, antes de que hayan tenido el margen de tiempo necesario para demostrar su eficacia en el contexto. Somos conscientes que su desmantelamiento tiene que ver con las políticas culturales y las prioridades de su gestión, que aprovechan el malestar generado por la crisis.

 

Creemos que las decisiones que se están tomando desde las políticas locales —que conducen a varios desmantelamientos de espacios de arte, centros de arte y programas concretos — responden a una falta de responsabilidad, señal que los cargos políticos que temporalmente asumen el lugar en los ámbitos de cultura tienen un gran déficit  en relación con el conocimiento, comprensión, sensibilización y entusiasmo, para valorar el capital social y cultural que suponen las prácticas artísticas contemporáneas.

 

Creemos que estas decisiones han sido inducidas por las recientes políticas culturales impulsadas por la Generalitat de Cataluña quien (que), al traspasar directamente la responsabilidad a las gestiones municipalistas, ha abandonado el intento de promover la creación de una red que favorezca el acceso de la ciudadanía a las artes contemporáneas y a contribuir a una equilibrada planificación territorial de los equipamientos.

 

Entendemos que los espacios culturales y centros de arte tienen que (han de) ofrecer un servicio que tiene una vocación territorial más amplia que otros servicios municipales y somos conscientes que los intereses de un gobierno local no tienen que ser coincidentes con los intereses de un gobierno de país. Y estamos muy preocupados, por un lado (por una parte), por las consecuencias de la aplicación de estas políticas culturales que ponen de manifiesto la falta de liderazgo por el gobierno (por parte del gobierno) y, por otro lado, por el incongruente que este mantenga departamentos con gestiones que no se sabe muy bien a qué responden y porqué existen.

En el año 1982 un centenar de regidores de cultura firman un documento en el cual se reclama el liderazgo de la Generalitat en la aplicación de las políticas culturales y la cooperación con  las iniciativas municipales.

 

“Hay que señalar el papel de la Generalitat como agente fundamental de una política cultural que tiene que ser, en este momento, eje central de la reconstrucción del país. En este sentido, a la Generalitat le corresponde esencialmente promover y coordinar la aplicación de unos criterios globales en el conjunto de la administración pública catalana, de promover un ordenamiento legislativo básico, de emprender iniciativas de carácter nacional y de proyección exterior de la cultura catalana. Todo esto, sin despreciar el alto papel representativo que, a nivel de todo el país, juegan varios ayuntamientos de Cataluña (…).”

 

Una gran parte del texto continúa vigente, hecho que deja patente la ineficacia de las recientes gestiones e ilustra las necesidades actuales. Pero sería difícil, en cambio, encontrar ni siquiera una cuarta parte de regidores que firmaran el documento.

 

Reivindicamos la capacidad de elaborar un discurso artístico crítico. Un discurso al margen de las estructuras de poder en el mundo económico, social, intelectual o artístico. Es evidente que este discurso se puede elaborar desde la precariedad de medios, pero esto no implica la renuncia a exigir del poder político unas actuaciones a las cuales está obligado ante la ciudadanía.

 

Es el momento de la ciudadanía y es la hora de pasar a la acción. Hay muchos frentes abiertos y, a nosotros, nos toca el de la cultura sin perder las conexiones con elementos sociales y económicos. Recordando la resistencia partisana, la lucha por la cultura ya ha empezado: Ohé partisans, salvemos la cultura!! es el grito que encabeza esta lucha.

 

Correo electrónico para adhesiones: [email protected]

 

foto xapa

 

Francesc Abad (artista), Ramon Parramon (artista), Miquel Bardagil (professor i comissari), Magdala Perpinyá (comissària), Anna Recasens (artista), Montse Armengou, Toni Giró (artista), Salvador Juanpere (artista), Marc Valls (dissenyador), Gerard Vilar, Felip Martí-Jufresa, Cèlia del Diego Thomas (comissària), Cristian Añó Frohlich (gestor cultural), Jordi Ribas Boldú (artista i gestor cultural), Núria Enguita Mayo (comissària i editora), Jorge Luis Marzo (historiador de l’art), Maite Palomo (gestió cultural), Maia Creus, Dolors Juárez, Jordi Canudas (artista i docent), Joan Vila Puig Morera (artista visual i professor d’Escola d’Art), Ro Caminal (artista visual), Josep Manuel Berenguer, Amanda Cuesta (comissària independent), Quim Moya (artista i gestor cultural), Eva Quintana (artista i gestora cultural), Isabel Banal (artista), Salvem Can Felipa Arts Visuals, Martina Millà (gestió cultural), Claudia Kalász, Javier Rodrigo (educador i investigador d’art), Clara Garí (directora Nau Côclea), Montserrat Moliner (artista), Josep Moreno (artista i docent a batxillerat artístic), Vicenç Casassas (artista), Anton Granero (dissenyador gràfic), Elvira Pujol (artista), Maria Permanyer, Joan Fontcuberta (artista), Ignasi Aballí (artista), Daniel G. Andujar (artista), Arnau Pons (poeta), Carles Rué, Jaume Moya, Kiku Mistu, Rogelio López Cuenca (artista), Philippe Bertrand (artista), Dolors Juárez (gestora i educadora artistica), Xavier Giménez (director de teatre), Jèssica Jaques Pi (docent), Javier Bassas Vila (docent i traductor), Joan M. Minguet Batllori (president de l’ACCA), Antònia M. Perelló (MACBA), Joan Lluís Montané (membre de l’ACCA), Helena Tatay (comissària), Elina Norandi (historiadora i crítica d’art), Glòria Bosch Mir (historiadora de l’art), Maria-Josep Balsach (docent), David G. Torres (crític d’art), Antoni Mercader, Sònia Villegas (historiadora de l’art), Oriol Fontdevila (crític d’art i comissari), Erika Bornay (historiadora de l´art), Josep Parera Serramià, Pol Capdevila (docent), Narcís Selles (historiador de l’art), Lluïsa Faxedas (professora), Albert Mercadé (Historiador i crític d’art), Toni Cirera (disseny projectes educatius), Simona Skrabec, Teresa Camps (docent), Verónica Coulter (artista), Montse Badia (comissària i crítica d’art), Elina Norandi (historiadora i crítica d’art), Maia Creus (historiadora i investigadora cultural), Ramon Casalé (crític d’art), Stella Rahola Matutes (artista), Agustí Isarch, Bernat Lladó Mas, Montserrat Pérez Ramos (escultora textil), Antonio Ontañón, Assumpta Rosés Cavallé (crítica d’art), Joan LLuis Montané (crític d’art), David G. Torres (crític d’art), Olivier Collet (gestió cultural), Jérôme Lefaure (gestió cultural), Amparo Lozano (docent i crítica d’art), Enric Maurí (artista contemporani), Mercè Alsina (crítica d’art), Núria Güell (artista), Aureli Ruiz (artista i comissari independent), Cristina Fontsaré (artista), Alicia Framis (artista), Raquel Friera (artista), Montse Gispert-Saüch Viader (crítica d’art), Juan Vicente Aliaga (professor de Belles Arts), Anna M. Guasch (crítica d’art), Carme Ortiz (crítica d’art i docent), Serafín Alvarez (artista), Nora Ancarola (artista i docent), Alán Carrasco (arista visual), Gemma Gascón (fotògrafa), Manuel Costa Fernández (gestor cultural), Carme Grandas (historiadora de l’art i crítica), Jordi Morell (artista i docent UB), Jordi Cano (artista i docent), Manel Ortega (contrabaixista), Alnert Galindo, Eduard Clavé (dissenyador gràfic i docent), Agnés Sebastià, Susanna Bernadí (gestora cultural), Aleix Gallardet (realitzador de documentals), Oriol Vilapuig, Lluís LLobet (gerent cultural), Angie Bonino (artista), Jeffrey Swartz (crític d’art), Riccardo Massari Spiritini, Oriol Vilapuig (artista i docent), Roger Bernat, Sergi Aguilar, Anna Font (getora cultural), Víctor Lobo (gestor cultural), Arts Coming (Edicions d’art contemporani), Domènec (artista), ACM. Associació per a la Cultura i l’Art Contemporani de Mataró, Adolf Alcañiz (fotògraf)

 

 

Comentarios

De momento no hay comentarios.
¿Ya estás registrado?   Iniciar sesión