Carrito
0 productos
Ver cesta
DANI MONTLLEÓ Y LO ANTI-IDENTITARIO - David G. Torres

En una foto de The Who, con cara de adolescentes, Pete Townshend posa con una camisa color safari con lejanas referencias militares (las solapas en los hombros y el color) llena de logos y medallas. En otra fotografía, un poco posterior, aunque en blanco y negro, Keith Moon, batería de The Who, posa entre motos Lambretta con un jersey de cuello de cisne en el que aparecen escritas las letras POW. POW son las siglas para designar e identificar a prisioneros de guerra. La estrategia de The Who era primigenia respecto a las estrategias que años más tarde llevaron a cabo los primeros punks de Londres en la mezcla de logos, medallas o siglas que irían desde la A encerrada en un círculo del anarquismo hasta la esvástica. El objetivo, entonces, era desarticular todos los signos, sacarlos de contexto. Una estrategia muy Detournement situacionista y muy Dadá.

 

Todos ellos son referencias (explícitas en el caso de las fotografías de The Who) de una pequeña pieza de Dani Montlleó que viene muy al caso para pensar sobre cuestiones relativas a la identidad: Otto-Bloch “La Camisa Townshend (está claro ahora lo de la fotografía). La pieza de Dani Montlleó es un pequeño muñequito de quince centímetros de altura que ha producido para Arts Coming. Además de no tener cabeza (lo que lo convierte en una especie de prototipo o uniforme) destaca que, en el equivalente del torso, la espalda y los brazos, está repleto de logos y siglas. Está hiper-etiquetado. Con una peculiaridad, la mayoría de las etiquetas han servido a distintos regímenes para designar a diferentes tipos de personas excluidas, recluidas, marcadas y apartadas socialmente: mujer judía corruptora de la raza, gitano delincuente, polaco políticamente peligroso y reincidente, judío homosexual, español republicano y hasta más de una quincena de logos.

 

the_who-758f2

 

La camisa Townshend” es la de “el super-discriminado”, aquel que contiene todas las identidades repudiadas, las identidades fabricadas por Lo Mismo y relegadas a los márgenes. La identidad esa cosa que diferencia claramente entre lo mismo y lo otro. Y la otredad, lo que queda al margen, lo que no quiere ser representado pero se representa y se margina.

 

La pieza de Dani Montlleó es un alegato a la diferencia, cuya vigencia en estos tiempos en los que nuevas formas empujan hacia la uniformidad es inquietante.

 

Publicado en A-Desk el 14 de septiembre de 2013

 

 

Words with… David G. Torres

 

Doppelgänger Goldfinger (Arquitecto y “Villano”) Dani Montlleó

 

¿Acumular objetos o preservar el conocimiento? David G. Torres

 

El mercado afecta en gran manera al coleccionismo. En el mundo del arte todos hacen listas, y los nombres siempre coinciden. Las listas satisfacen a la gente porque no hay disensiones, pero habría que preguntarse qué se ha hecho, mientras tanto, del criterio y del debate. Se supone que promover el conocimiento y el debate era la función primordial de la crítica.La gran mayoría de los críticos de arte y comisarios definen su perfil profesional justamente como críticos de arte y comisarios de exposiciones. Yo mismo lo hago así. Es una convención. Pero una convención aquejada de múltiples contradicciones. Parece existir un amplio consenso en el hecho de que, al colaborar como comisario en una institución, uno tiene que abandonar la crítica de exposiciones. Como si al hacer comisariado hubiese que ocultar los verdaderos motivos de criterio que llevan a valorar unas cosas y desestimar otras.

Comentarios

De momento no hay comentarios.
¿Ya estás registrado?   Iniciar sesión